Saltar al contenido
Olentzerok

Olentzero

Olentzero, Olentzaro u Olantzaro son los nombres con los cuales se conoce al personaje navarro de la tradición navideña de Euskal Herria, que según la mitología del País vasco trae regalos a los niños por navidad (la noche del 24 de Diciembre).

¿Quién es Olentzero?

La canción de Olentzero nos lo describe como un señor al que le gusta mucho comer y beber, un personaje “cabezota disfrazado de inteligente” (buru handia entendimentuz jantzia). La canción también habla de que es un “cerdo barrigudo” (urde tripa haundia). 

Ilustración olentzerok

También se dice que vive todo el año aislado en las montañas haciendo carbón y que cada año con la llegada del invierno baja andando a los poblados cercanos.

Costumbres del Olentzero

La costumbre se basa en que los niños escriben una carta al Olentzero pidiéndole regalos y deseos. Algunos de los regalos aparecen bajo el árbol, junto a la chimenea, o en algún rincón especial de la casa en la mañana del día de Navidad.

 

También es costumbre que los niños dejen algo de comer y de beber al viejo carbonero, ya que todos conocen su enorme apetito insaciable.

Pan y agua olentzero

En muchos pueblos del País Vasco, Navarra y el País Vasco Francés, se celebra el desfile o la cabalgata el día antes de Navidad. La cabalgata suele consistir en un recorrido por el pueblo coronado por el muñeco o, en muchos casos, por el propio personaje.

Cabalgata olentzero 2017

En algunas de las cabalgatas también suele hacer acto de presencia Mari Domingi, la mujer del Olentzero, y suelen desfilar juntos repartiendo caramelos y dulces a los más pequeños.

Olentzero y mari domingi

La historia de Olentzero

Según la tradición, Olentzero es el “jentil” (los vascos antes de la llegada de los romanos) que anuncia el nacimiento del niño Jesús. Aparte de esto, también nos anuncia el comienzo de las navidades.

En sus orígenes, era un personaje malvado al cual acudían los padres para provocar miedo a sus hijos.

En el pueblo de Larraun, el viejo carbonero tenía 365 ojos y orejas para poder ver y escuchar a los niños durante todo el año.

Olentzero monstruo

Este “monstruo” entraba en las casas de los niños más traviesos y se los llevaba a su cabaña del monte para comérselos.

Después, con el tiempo y el cambio de costumbres su historia ha ido mutando hasta convertirse en la imagen amigable que posee hoy en día.

Olentzero marrazkia

El origen de Olentzero

En realidad no sabemos cuándo nació el mito del Olentzero, pero se cree que es anterior a la llegada del cristianismo a Euskal Herria.

Se relaciona con el solsticio de invierno y, mediante el fuego se le da la bienvenida a lo que va a venir, dejando atrás el pasado.

San juan gaua

¿De dónde procede el Olentzero?

Según algunos rumores, la canción de Olentzero está relacionada con las canciones “Oles”.

Estas canciones se utilizaban para pedir dinero y comida de casa en casa. Hoy en día, la canción más conocida es la canción de Santa Agueda.

Santa agueda olentzero

Este viejo gordinflón ha tenido muchos nombres a lo largo de la historia: Olentzaro, Onentzaro, Onontzaro, Orentzaro, Onentzero, Onantzaro, Onontzaro, Onontzoro, Orantzaro, Aranzaro y Gomentzago.

Además, algunos relacionan su etimología “Onen Aroa” (la era buena, o de lo bueno) con una raíz pagana vinculada al solsticio de invierno.

El paganismo y el cristianismo

Aunque Olentzero es una festividad pagana relacionada con la época de las navidades, el personaje aparece en las leyendas como un mensajero del cristianismo.

Nacimiento niño jesus

Por lo tanto, es una costumbre sincrética, que aúna el paganismo de las costumbres Vascas con elementos del cristianismo, por lo que se podría equiparar a lo sucedido con Papa Noel y otros tantos personajes culturales europeos.

¿Dónde vive Olentzero?

La casa del Olentzero es un caserío del siglo XVI situado en la localidad de Mungia, en Izenaduba Basoa (Bosque Izenaduba).

casa del olentzero

El caserío, repleto de atracciones temáticas orientadas a los más pequeños, cuenta con 6.000 metros cuadrados de superficie llenos de actividades y personajes míticos de las leyendas del País Vasco.

El mismo Olentzaro será el encargado de guiarnos por las diversas atracciones y actividades durante el recorrido y los niños podrán interactuar con legendarios personajes que saldrán a saludarles y distintos tipos de juegos.

Los amigos del Olentzero

Entre sus amigos podemos encontrarnos según las leyendas con diversos tipos de personajes, algunos más cercanos a el y otros que de alguna manera mantienen relación directa con nuestro mítico personaje:

Galtzagorri

Los Galtzagorri Son pequeños duendes que ayudan a los humanos a realizar trabajos increíbles.

Galtzagorri

Mari Domingi

Mari Domingi aparece en diversos eventos como la mujer de Olentzero.

Mari Domingi

Basajaun

Basajaun es, junto a Olentzaro, el último jentil de Euskal Herria.

Basajaun Olentzerok

Los Jentiles

Los Jentiles son unos personajes dotados de una fuerza sobrehumana, que, entre otras cosas, construían dólmenes y cromlechs.

Jentila

Tartalo

Finalmente, Tartalo es un cíclope gigante con un sólo ojo en la frente.

Tartalo

 

Polémicas con Olentzero

Por un tiempo, durante el franquismo, el Olentzero estuvo prohibido por el Govierno Civil en Navarra, hasta que unos años más tarde permitieron que este singular personaje pudiera recorrer desfilando las calles de Pamplona.

El Governador Civil decía que “además de no tener una tradición arraigada en esta ciudad, no encajaba por su carácter laico” y al final, dio su permiso para celebrar el desfile pero sólo como una actividad religiosa, por lo tanto, en lo referente al nacimiento del niño Jesús y sin que el muñeco o personaje del Olentzero pudiera desfilar por la calle.

En casi toda Euskal Herria se celebra el desfile sin ningún tipo de percance, pero han habido ocasiones puntuales en las que el muñeco del Olentzero ha sufrido algún que otro ataque.

En un pueblo Navarro llamado Areso era tradición dejar el muñeco del Olentzero en la plaza del pueblo en la noche de navidad. Durante tres años consecutivos (entre el 2003 y el 2005) el muñeco era “secuestrado” y aparecía al día siguiente o en la misma semana destrozado en algún rincón.

En 2005 descubrieron que eran policías de la Guardia Civil los que, por algún odio a su simbolismo, se dedicaban a cometer estos actos de vandalismo.

Al final, estos dos agentes fueron expedientados y trasladados a otras localidades lejos de Areso.

 

 

 

error: Content is protected !!